Saludo desde el corazón mi [email protected] colega,

Desde hace muchos años se reconoce la patogenicidad asociada a deficiencias de moléculas como vitaminas, minerales y otros nutrientes esenciales. A pesar de ello, nuestra comunidad médica no lleva más de 80 años conociendo superficialmente la funcionalidad de estas moléculas, entre ellas: la vitamina K. Lo casi inevitable es que vitamina K te haga pensar en coagulación… y tal vez sea lo único que te venga a la mente. Si te ha pasado como a casi todos nos ha pasado, habrá sucedido que, con el acceso ilimitado a la información, algunos pacientes te hayan sorprendido con datos nuevos e interesantes acerca de la vitamina K.

Te invito a conectarte conmigo vía webinar el próximo miércoles 24 de febrero, donde te compartiré evidencias, datos interesantes, experiencias y hallazgos clínicos personales sobre la vitamina K. Otras piezas del más hermoso rompecabezas que todos los días vas armando en tu consultorio.

Con cariño fraternal,

Javier Galvis