Curso Disfunciones Fisiológicas


Estado actual
No inscrito
Precio
9000000
Empezar

Este diplomado esta basado en la tabla de diagnóstico y manejo fisiológico de las disfunciones, herramienta clave que te permitirá comprender las intrincadas redes que existen en la interacción entre el genoma, el epigenoma y la exposición de un individuo, como núcleo que determina su salud.

ADN

La genética contiene toda la información necesaria para construir y mantener el organismo humano por medio de nuestro conjunto completo de ADN.

La epigenética consiste en productos bioquímicos que modifican el genoma de una forma que le dice qué hacer, dónde hacerlo y cuándo hacerlo. Estas modificaciones no cambian los genes subyacentes, pero pueden transmitirse a las generaciones futuras.

El exposoma representa la suma total de todas las exposiciones no genéticas que un individuo experimenta desde el momento de la concepción hasta el final de su vida. Incluye los alimentos que consumimos, el agua que bebemos, el aire que respiramos, los productos químicos a los que nos exponemos, las conexiones sociales que tenemos y el entorno en el que vivimos.

Para usar una analogía, la genética es como un piano, la epigenética es la partitura, y el exposoma es lo que determina cómo se escribe y se interpreta la música. La calidad del piano ciertamente afectará el sonido que produce. Pero el mejor piano del mundo sonará fatal si la partitura y la interpretación son terribles. Del mismo modo, un pianista virtuoso no estará en su mejor momento tocando un piano de mala calidad. Del mismo modo, la genética juega un papel importante en la salud y la enfermedad. Sin embargo, ahora sabemos que en la mayoría de los casos el exposoma y su influencia sobre la epigenética es bastante significativa. De hecho, es responsable de más del 90 % de las enfermedades humanas.

piano

Por este motivo, es necesario abordar de primero el exposoma, independientemente de la queja del paciente. Por otro lado, la dieta moderna, el estilo de vida y el medio ambiente actual, afectan nuestra expresión genética y nos conducen hacia la patología, que a su vez causa enfermedad y síntomas en el paciente.

En medicina convencional, la atención se centra a menudo en las enfermedades y los síntomas, y funciona “de afuera hacia adentro”.  Sin embargo, en la academia de medicina funcional trabajamos “de adentro hacia afuera” y prestamos más atención a la patología o disfunción que produce los síntomas.

Prácticamente todos los síntomas y enfermedades tienen su base en mecanismos de respuesta celular mediadas por las disfunciones listadas a continuación: 

disfunciones

Estas disfunciones fisiológicas y las interacciones exposición-gen que conducen a ellas, están en la raíz de todas las enfermedades crónicas y sus síntomas, desde la obesidad hasta la tiroiditis de Hashimoto, el asma y los trastornos del espectro autista. Por esta razón, deben abordarse desde el enfoque médico funcional en este orden y de forma concomitante con estrategias de alimentación consciente, hábitos de estilo de vida saludable y control en lo posible de exposiciones ambientales nocivas, debido a que estos últimos son los detonantes de más del 90 % de las enfermedades crónicas. 

Después de resolver en orden las disfunciones fisiológicas encontradas en el paciente, y en caso de persistir aun algún signo o síntoma de enfermedad, este puede ser abordado directamente. Por ejemplo, la dislipidemia generalmente es causada por disfuncion del eje HPA, resistencia a la insulina o leptina, permeabilidad intestinal, infecciones crónicas o función tiroidea deficiente. Si ninguna de esas condiciones está presente, y el paciente todavía tiene dislipidemia, sospecharía que la genética es la causa y usaría terapias naturales para mejorar el metabolismo de los lípidos.

Contenido del Curso

Expandir todo
ETAPA 1
ETAPA 2

Puntajes y reseñas

0.0
Promedio Clasificación
0 Calificaciones
5
0
4
0
3
0
2
0
1
0
Cual es tu experiencia? ¡Nos encantaría saberlo!
No se encontraron comentarios!
Mostrar más reseñas
Cual es tu experiencia? ¡Nos encantaría saberlo!